Tu revista de viajes

Destinos de ensueño sin salir de nuestras fronteras

Cancún, Riviera Maya y ahora también la costa de Croacia, destinos típicos de viajes paradisíacos donde se busca sol, playa, piscinas y un servicio veinticuatro horas. Incluso podríamos decir que tenemos esas características de viaje sin necesidad de salir de España en los lujosos hoteles de Benidorm o Marina d´Or, pero la realidad es que dentro de nuestras fronteras hay un turismo mucho más interesante que ese y que no deja nada que desear, simplemente es menos conocido.

La costa blanca, con el precioso litoral de levante, tiene paisajes maravillosos, dignos de postales, y el interior de nuestro país guarda secretos magníficos de épocas pasadas que no todos conocemos así que… ¿por qué no dar algunas pinceladas de lo que podemos ver aquí?

Como en el Caribe

A un tiro de piedra de casi cualquier localidad española tenemos playas, bahías y litorales magníficos. Pensad por ejemplo en el litoral gallego por el norte, en la costa del sol por el noreste, en el levante español un poco más hacia el sur o en la costa andaluza, y todo eso sin nombrar nuestras fantásticas islas Baleares ni las islas Canarias…. Y es que si en España destacamos por un tipo de turismo es por el de sol y playa, por eso no termino de entender por qué a veces nos empeñamos en cruzar el charco para ver la costa caribeña ¿tal vez por lo exótico de sus bahías? Si al menos me dijeran que es porque van a visitar playas salvajes con naturaleza viva tendría una razón de ser, pero cuando se va a un Resort os aseguro que la diferencia no es tan grande entre sus playas y las nuestras. Así pues yo os propongo:

Ribadeo, Galicia: una localidad ubicada a orillas del mar Cantábrico y rodeada de hermosos acantilados con accesos mágicos hasta playas de arena tan conocidas internacionalmente como la Playa de las Catedrales, un paisaje natural de rocas esculpidas por las olas del mar que dibujan hermosos arcos en medio de un ambiente idílico. Además, por supuesto, podemos visitar la Isla Pancha con su faro, el Mirador de Santa Cruz, el Puerto Deportivo, la ría y el castillo de San Damián.

Jávea, Alicante: a la sombra del imponente Montgó se encuentra una de las ciudades más conocidas de la Costa Blanca, Jávea, un paraíso de 20 kilómetros de sol y deportes náuticos. El mar Mediterraneo baña prácticamente cada rincón de la zona pues tiene multitud de calas, unas más conocidas que otras, y más salvajes, y menos transitadas, y más populares…. Tal vez, la más conocida sea la de la Granadella, aunque mucha gente prefiere la playa del Arenal, pues es la única de arena de toda la población. Si queréis alojaros allí lo mejor es buscar alquiler en Magic Jávea, un buscador de la zona que filtra las búsquedas por las necesidades de los usuarios.

Chiclana de la Frontera, Cádiz: un municipio enclavado en la bahía de Cádiz que no sólo brilla por sus magníficas playas, sino también por su gastronomía tradicional. Hablamos, pues, de la Costa de la Luz, donde destaca la playa de La Barrosa, una hermosa extensión de arena de 8 kilómetros de largo, y también la playa de Sacti Petri, que aunque sólo cuenta con 2 kilómetros de extensión tiene muchísima fama en la zona debido a su magnífica situación.

En el interior

Medellín, Extremadura: a pocos kilómetros de la conocidísima Mérida encontramos Medellín, un municipio donde el encanto romano también dejó una huella que a día de hoy es visible gracias a su teatro con más de 800 sillares que aún existen en sus gradas originales. También podemos visitar el Puente de los Austria, el Castillo, con su imponente fortaleza o su playa de interior, justo frente al Hostal Río, muy conocido en la zona.

Morella, Castellón: en este municipio destacan su castillo y murallas medievales, que se pueden ver ya desde varios kilómetros de distancia, erigidas en el siglo XIV. Hablamos de un pueblo donde el ambiente medieval reina prácticamente en cada rincón, gracias a sus iglesias góticas Santa María la Mayor, San Juan y San Nicolás, así como por el convento de San Francisco. También es interesante la Casa de la Villa, del siglo XIV, y el hospital, del siglo XV.

Almagro, Ciudad Real: una localidad declarada Conjunto Histórico-Artístico ubicada en la comarca de Ciudad Real del Campo de Calatrava. Todos conocemos este pueblo gracias a su vinculación con el teatro, y por ello podemos apreciar el Corral de Comedias, el Museo Nacional del Teatro y el Festival internacional que se celebra cada año.

Hay miles de ciudades, pueblos, localidades e incluso pequeñas partidas que guardan fantásticos tesoros culturales, y estoy segura de que vosotros también conocéis muchos de ellos. ¿Nos ayudáis a difundirlos?