Cómo elegir una buena clínica dental

Cómo elegir una buena clínica dental

Cuando se está buscando un dentista, lo primero que se quiere es que al acudir al mismo no sintamos dolor y que el tratamiento que se comience sea exitoso y eficaz. Un dentista que esté especializado y sea buen profesional seguro que, como nos aseguran desde la Clínica Cool Dent, va a poder lograr todo eso e incluso solucionar o prevenir algunos problemas más.

Eso sí, hay otros aspectos importantes que un paciente debe tener en mente, aunque inconscientemente, cuando se quiere calificar a un dentista como bueno o menos bueno. Lo mejor es evaluar en conjunto la clínica dental. Debes dedicar el tiempo que necesites para dar con esa clínica que necesitas. Vamos con algunos puntos importantes:

Proximidad a dónde vives o trabajas

Hay que encontrar clínicas que no estén lejos, pues en ciudades de gran tamaño se puede perder mucho tiempo.

  1. Cercanía desde tu domicilio o trabajo

Por comodidad en el desplazamiento, la primera acción en la búsqueda de un buen dentista es localizar clínicas cercanas al lugar de residencia o de trabajo.

  1. Recomendaciones de personas conocidas u opiniones

Siempre pueden ser útiles las recomendaciones que lleguen desde familiares, amigos o compañeros de actividad laboral. De la misma forma en Internet puedes conocer las opiniones de otros pacientes que hayan estado en la clínica o clínicas que estés valorando.

  1. Especialización

El campo de la odontología es extenso y por ello, no todos los dentistas pueden hacer de la misma forma todo tipo de tratamientos dentales.

¿Cómo podemos saber si un odontólogo es bueno?

Algo indispensable es la explicación de manera detallada de en qué consistirá el tratamiento.

La consulta

Cuando visites la clínica por vez primera, lo normal es que sea gratis y hagan un diagnóstico profundo para ver tu casuística. Una ventaja para el paciente, que podrá conocer el centro y a los profesionales, así como sus técnicas.

La clínica dental tiene que tener:

Buen trato personal

Hay que confiar en los profesionales, los cuales deben ser respetuosos, compresivos y amables, todo ello unido a la profesionalidad.

Pruebas diagnósticas

Son fundamentales las radiografías de cara al diagnóstico y para hacer un tratamiento debidamente personalizado y con eficacia.

Limpieza e higiene

Son vitales cuando se quiere dar esa impresión buena en el paciente. Todo esto además puede mostrar cómo se suele trabajar en esa clínica en materia de protocolos de higiene o de seguridad.

Materiales

No son iguales todos los materiales y las marcas. En el caso de que tengas información de forma previa, lo mejor es preguntarles cuáles son los que ellos acostumbran a utilizar.

Tecnología

Los dentistas que están siempre actualizados, no dudan al usar los métodos a la última y la tecnología avanzada. Con ello se puede dar un mejor diagnóstico y con mayor eficacia, lo que hace que aumenten las posibilidades de éxito.

Financiación y facilidades de pago

Cuando el precio que tiene el tratamiento es elevado, a veces una gran opción de financiación marca la diferencia cuando se quiere determinar si se llevará a cabo o no.

Siempre es bueno que haya alternativa financiera en cuanto al 100% y a ser posible sin intereses. Así es como muchos pacientes, que de otra manera no podrían tener acceso al tratamiento dental pueden hacerlo.

En el caso de que se quiera conseguir financiación, es de gran importancia consultar si esto va a tener intereses y el plazo de pago para abonarlo, además de si el dinero lo presta la clínica de manera directa o mediante otra entidad.

Precio y presupuestos dentales

Esto, aunque lo hayamos dejado para lo último, está claro que es importante, pues al final lo que va a costar es fundamental cuando se quiere elegir entre una clínica dental u otra. Pensemos en que hay que tener muy en cuenta que la decisión se tendrá que tomar con la valoración de diferentes factores, en lugar de solo pensar en si el dentista será caro o barato.

Todo esto hace que debamos ser moderadamente escépticos con las ofertas denominadas “gancho” que tanto abundan en estos últimos años. Está claro que nadie trabaja gratis, pero una buena clínica dental no es un supermercado, trata con un tema tan delicado como la salud y por ello tiene que tener la debida sensibilidad respecto a todos estos temas.

Esperamos que todos estos consejos y temas que hemos tratados sirvan para una buena elección de la clínica dental, algo que es de vital importancia para poder disfrutar del mejor de los tratamientos en buenas condicione y con la necesaria confianza.