La revista que interesa a todos

El desconocimiento de las enfermedades periodentales

La salud dental se ha convertido en uno de los cuidados más importantes que se están promocionando, porque por fin hemos cogido consciencia de lo importante que es la salud dental. Las continuas campañas de publicidad han servido para que por lo menos la mayoría de las personas se haga una revisión dental al año.

Esta es la mejor manera de evitar las famosas caries y otros problemas de salud dental. Pero más allá de los problemas de salud más comunes, está el tema de la belleza dental. La continua obsesión por la belleza ha llevado a las clínicas dentales a ofrecer diferentes servicios de belleza dental, entre los que está el blanqueamiento dental.

Quizá no sería correcto incluir la ortodoncia, ya que el objetivo directo de la ortodoncia es conseguir una buena posición de los dientes para que la comida se mastique de manera más efectiva, consiguiendo a la vez que la posición de los dientes genere belleza dental.

Pero olvidamos en la mayoría de las situaciones la salud de las encías, ya que todavía no hemos cogido suficiente conciencia. Por suerte, las clínicas dentales ponen gran énfasis en el cuidado de las encías, y de entre ellas nuestros lectores recomiendan a Belmonte Clínica Dental, una clínica dental en Albacete que lleva más de 30 años en funcionamiento y cuya experiencia les permite abordar casos de gran complejidad para ofrecer la mejor solución, poniendo mucho énfasis en periodoncia e implantología.

Qué es la enfermedad periodental y cómo se desarrollan

La periodoncia es el área de la Odontología que se encarga del estudio, prevención y tratamiento de aquellas patologías que afectan a los tejidos que protegen, rodean y sujetan los dientes: encía, hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento radicular. Las lesiones periodontales se producen por la acumulación de bacterias, que ocasionan alteraciones del periodonto. Si no son tratadas, estas dolencias avanzan progresivamente, pudiendo provocar la caída de los dientes y diversas afecciones en nuestro organismo.

La enfermedad periodontal es una patología crónica, que abarca brotes con una sintomatología mínima y puede conducir a la pérdida de soporte de sujeción de los dientes, es decir, a la destrucción de las encías y el hueso que sujeta los dientes. Una mejor formación odontológica en el ámbito de la prevención, así como una mayor concienciación y educación de la sociedad sobre lo que es la enfermedad periodontal y las medidas básicas de higiene oral se consideran esenciales para prevenir las patologías periodontales y frenar el creciente problema que suponen estas enfermedades.

Existen dos tipos de enfermedades periodontales. La gingivitis. Se trata de la fase inicial de la enfermedad periodontal, que se produce por la acumulación de placa bacteriana. La placa está compuesta por bacterias y residuos que se adhieren a los dientes. De no ser eliminada correctamente, se transforma en sarro, que irrita e inflama las encías. Los síntomas más frecuentes son el enrojecimiento de la zona y el sangrado de las encías. La gingivitis es una afección reversible, pero si no es tratada adecuadamente, podría avanzar y convertirse en periodontitis. Y la periodontitis. Es una enfermedad periodontal grave e irreversible, que afecta a entre un 15% y un 20% de los adultos de entre 35 y 44 años, según la Organización Mundial de la Salud. Esta patología, a diferencia de la gingivitis, se caracteriza por la pérdida estructural del aparato de inserción. La periodontitis es el motivo principal de la caída dental en los adultos. Este trastorno no es común en los niños, pero su presencia se incrementa durante la adolescencia.

Si ya conoces qué es la enfermedad periodontal, debes saber también sus factores de riesgo para prevenir esta patología.

El estilo de vida puede convertirse en un factor de riesgo para la salud periodontal debido al consumo de alimentos inadecuados, a la falta de ejercicio, el consumo de alcohol y a otras sustancias.

El tabaquismo es el factor de riesgo principal, que afecta a la prevalencia y progresión de las periodontitis e interfiere con la cicatrización de los tejidos. Puede ser un factor etiológico directo en la progresión de una lesión estable de gingivitis a una enfermedad destructiva.

Otro de los motivos por los que aparece la enfermedad periodontal es la predisposición genética.  El genotipo tiene un papel importante en la susceptibilidad a la periodontitis. El riesgo de pérdida dental es significativamente alto si se combina con el consumo de tabaco.

Seguir una inadecuada higiene oral es otro de los factores de riesgo más extendidos. El apiñamiento dental y otros problemas de malposición dentaria pueden dificultar la realización de una completa limpieza oral diaria, provocando un alto riesgo de padecer patologías periodontales.