La revista que interesa a todos

El hotelero, un sector abierto a las nuevas tecnologías

Los hoteles también han tenido que realizar avances a la hora de adaptarse a los nuevos tiempos. En este sentido, desde Hotel Up, una consultora especializada en el sector hotelero con años de experiencia cree que la llegada de Internet, aunque progresivamente ha sido la principal causante de algunos cambios que se han producido en la industria hotelera.

El caso es que, en este sentido, la necesidad de subirse al tren tecnológico no solo se trata de los hoteles como tal, pues podemos añadir los apartamentos turísticos, hostales, casas rurales y pequeñas cadenas hoteleras.  Todos ellos necesitan ponerse manos a la obra en el caso de que no estén adaptados a los nuevos tiempos, de lo contrario, lo que ocurre es que el mercado puede castigarles hasta con el cierre de negocio.

Lo mejor por lo tanto es, optar por elegir una consultora tecnológica especializada en hoteles que sepa encaminar al establecimiento en los puntos donde debe modernizarse. Hablamos de ventajas competitivas de las que puede beneficiarse, tanto el como la clientela.

¿En qué puede beneficiar una consultora tecnológica a un hotel?

El mundo de la tecnología es amplio y tener una consultoría al servicio del establecimiento permite contar con unos profesionales de gran conocimiento en sus áreas de gestión. Para resumir, lo que hacen es proceder a analizar las prioridades con las que cuenta cada cliente, especialmente las fortalezas e incidiendo en minimizar las posibles debilidades, siempre poniendo en marcha las diferencias estrategias de marketing para que el hotel puede competir con todas las de la ley en su destino turístico.

Al final estos profesionales saben realmente las problemáticas que ocurren en este sector y conocen los altas comisiones que tienen los canales de distribución, a lo que se suma un gran conocimiento del sector, por lo que pueden ofertar buenas soluciones de gestión y marketing hotelero a las pymes que tengan limitados sus recursos.

Lo que hacen también es aumentar las ventas lo máximo posible y contribuir al posicionamiento en el mercado, de tal manera que ayudan al personal y se reducen los costes en cuanto a operativa del hotel.

¿De qué forma se crea una buena web para los hoteles?

Actualmente todas las empresas tienen que estar presentes en Internet, por lo que una consultora que merezca la pena deberá poner a disposición del establecimiento hotelero los servicios para crear una página web y el marketing digital en estos establecimientos para tener un buen nivel de popularidad.

Cuando pensamos en la página web, lo cierto es que puede tener una magnífica imagen del negocio. En este sentido, si una web no tiene un buen desarrollo o diseño, al final esto es lo que van a ver los potenciales clientes. Por lo tanto, una web tiene que tener un buen diseño en lo visual y ser completa en lo técnico.

De la misma forma tenemos que pensar que es una parte fundamental en la estrategia de marketing digital, al igual que el mejor de los canales para que suban las ventas directamente y ser reduzca el pago de las altas comisiones de los canales de venta.

Marketing para hoteles

Un terreno importante donde el personal de los hoteles suele ser bastante desconocedor es en el marketing, que gracias al posicionamiento orgánico con el SEO y el de pago con el SEM, lo que hace es dar una serie de medidas que van todas orientadas a que se produzca un aumento real de la visibilidad.

Con todo esto lo que al final ocurre, es que existen mayores facilidades para lograr lo que queremos, que son una serie de resultados en el mundo físico. Así que no aprovechar las posibilidades es todo un error.

Una consultora por lo general, tiene un departamento de marketing digital que lo que hace es analizar e ir desarrollando todo el conjunto de oportunidades que pueden lograr que se consigan los objetivos marcados gracias al posicionamiento en buscadores, el tráfico que se adquiere con el marketing online y el email marketing, donde todos los resultados se evalúan y se logra obtener un retorno de la inversión realizada.

Sin duda, este es un servicio de lo más especializado que está consiguiendo que muchos vean en las consultoras un método para que haya mayor visibilidad en la red y más posibles clientes interesados en alojarse en el hotel puedan hacerlo. Es un hecho que las visitas más tarde pueden terminar siendo clientes.

Básicamente, hay que tener en mente que cuando se tiene un hotel, hostal, casa rural o apartamentos destinados a usos turísticos, la web tendrá que tener:

La imagen deberá concordar con la tienda y tener un diseño atractivo, lo que garantice la usabilidad mediante una navegación que se haga cómodamente, rápida y de forma intuitiva. De esta forma las ventas aumentarán, independientemente de que el usuario pueda utilizarlo para acceder desde su ordenador de sobremesa, Smartphone, portátil o Tablet.

Merece la pena ayudar a que suban las visitas a la web del establecimiento en los buscadores, orientándolo no solo en los aspectos que son visuales, también en la estructura de la web, de tal manera que exista un equilibrio importante entre los textos y las imágenes, algo que sea impactante y que logre un aumento de las ventas.

Se suele hablar de la necesidad de incorporar un motor de reservas, que actúe de tal manera que se cuente con más de las mismas sin que haya que tener que estar pagando comisiones, ayudando a los clientes con la información que puedan necesitar para que su información sea la que necesiten para que la experiencia web sea la mejor posible.

En un sector de la importancia que tiene el hostelero en nuestro país conviene tener una gran profesionalidad y estar a la última en todos los sectores, máxime en el tecnológico que tantos ingresos puede reportar y donde además se puede llegar a tener un ahorro y efectividad del trabajo bastante importante, lo que es bastante conveniente.

Así que ya sabes, adaptarse es necesario, o de lo contrario seguro que los clientes tienen otras alternativas en las que alojarse, esa es la realidad del sector actualmente.