Joyas sencillas de efecto elegante

Joyas sencillas de efecto elegante

La moda en joyería, abalorios y bisutería está cambiando y del mismo modo en el que aquel que tiene mucho dinero ha dejado de ostentar para demostrarlo cuando va caminando por la calle, las joyas rimbombantes han quedado relegadas a grandes eventos y celebraciones especiales. Ya ni siquiera en una boda, la madrina moderna, ha de ponerse como si hubiera salido de una gala del cine estadounidense. Hoy por hoy, y gracias a las tendencias más milenials, la sencillez es la base de todo.

Atrás quedaron esos pendientes grandes, con piedras preciosas (o de plástico), que colgaban de los lóbulos de las madres más “cool” de los 80 y 90. Atrás quedaron también los grandes colgantes que no hace mucho las jovencitas lucíamos en bodas porque “estaban de moda” y, por supuesto, atrás quedaron los anillos gigantes que eran más grandes que tu propio dedo.

Hoy en día, tanto en moda, como en decoración, como en casi cualquier aspecto de nuestra sociedad lo que prima es el minimalisto, el menos es más, la elegancia de la sencillez. Por eso, la joyería ha estado pasando por momentos un poco bajos a los que los grandes profesionales han sabido adaptarse para volver a crecer como la espuma.

Joyería Lorena, empresa familiar desde 1986, nos ha confirmado que ahora lo personal y original es lo que quiere llevar la mayoría. Por eso la pareja, la madre, la hermana o la amiga ya no regalan grandes joyas, ni siquiera el novio que va a pedir matrimonio compra anillos con grandes piedras engarzadas, sino que buscan algo más personal, más sencillo, e incluso algo más personalizado. Debido a eso, tanto Joyería Lorena como otros profesionales del sector, han abierto un departamento de creación de joyas artesanales, personalizadas y originales, fabricadas con materiales de todo tipo, desde el oro, hasta la plata o el acero.

Hoy en día, quien lleva un colgante o una pulsera no lo hace solo por el mero hecho decorativo o el estilismo que le proporciona, al menos no a diario, sino que quien lleva una joya de forma rutinaria lo hace porque representa algo o a alguien, un recuerdo, un momento especial. Por eso se venden mucho más las joyas grabadas o diseñadas para eventos especiales como cumpleaños, nacimientos, día de la madre y del padre, etc.

Bisutería para el pelo

Ahora bien, este mundo es contradictorio por naturaleza y esto nos lo confirma: mientras que buscamos la sencillez en la mayoría de las joyas o adornos de diario para rebajar un estilismo algo “rococó”, estamos luciendo otro tipo de adorno añadiendo más ornamentos al look, como la bisutería para el pelo que ahora está tan de moda.

Pueden ser pasadores, gomas del pelo, ganchos…. Eso sí, con el pelo suelto. Se trata de hacerte peinados fáciles, de estos de 5 minutos en los que no queda muy claro si te has levantado así de la siesta o llevas dos horas de peluquería encima, y luego le añadimos ese toque especial con pasadores adornados o algo similar.

Con respecto a los coleteros o gomas del pelo ocurre algo similar. Lo que se lleva no es recogerse el pelo para que quede una coleta impecable, sino hacerte la coleta con el pelo algo alborotado, dejando “bollos” en la cabeza y cabellos sueltos aquí y allá para luego colocar una goma adornada con un bonito motivo en dicha coleta. Por ahora, el coletero más visto en Instagram es de Gucci, fabricado en metal, y cuesta unos 350 euros, así que igual nos sale más a cuenta bajarnos un día a los Hippies o ir a los bazares chinos que siempre tienen de todo, y buscar algo un poco más económico que nos permita llegar a fin de mes.

Por ahora, este tipo de joya para el pelo, se han visto en cabezas tan alabadas como la de Emma Stone o Kristen Stewart. De hecho, que una celebritie luzca algo así hace que sean cada vez más jóvenes las que imiten la tendencia consiguiendo que este tipo de adorno haya dejado de ser exclusivo para novias ene l día de su boda y sea algo más cotidiano. Eso sí, con otro tipo de diseños por supuesto.

Además, la realidad es que hay cosas más económicas que el coletero de Gucci, como las horquillas de cerezas con efecto cristalizado de Son de Asos que peudes tener por unos 3,50 euros o el pasador redondo de Parfois que ahora está en todas su tienes por unos 5 euros.

La moda no es cara, si sabes donde buscarla.