La cirugía estética vive su mejor momento en España

La cirugía estética vive su mejor momento en España

Conseguir sentirse bello o bella es algo que reviste de una importancia muy grande para las personas a día de hoy. Y no, no es algo que tenga que ver con la necesidad de ligar o encontrar pareja. Más bien es al contrario: el objetivo, en la mayoría de los casos, suele ser el de comenzar a sentirse bien con uno mismo sin que haya ningún problema para hacerlo. Esto es de vital importancia para, en primera instancia, valorarse y para, en segundo lugar, dar un paso de gigante hacia esa meta que supone la felicidad.

La manera de conseguir sentirse más bello o bella cambia bastante de unas personas a otras. Hay quien apuesta por ponerse a dieta, comenzar a hacer ejercicio y, de este modo, perder esos kilos de más que nos impiden ser felices y sentirnos bien. Por otro lado, hay quien para esto es algo muy complicado puesto que tiene un metabolismo diferente. La solución para este tipo de personas, por tanto, no puede ser la de ponerse a dieta o la de hacer ejercicio. Por mucho que lo intentaran, no iban a ser capaces de cumplir su propósito.

Este es el motivo por el cual es cada vez más habitual dar con personas que apuestan por la cirugía estética como medio para tratar de finiquitar esos kilos de más y hacer las correcciones que se estimen pertinentes para conseguir mirarse al espejo y gustarse. En España cada vez asistimos a más casos como estos y no cabe duda de que van a seguir siendo habituales durante los próximos años. Viviendo en la sociedad de la imagen, está claro que la belleza juega un papel que es elemental para todos nosotros.

Los datos ponen de manifiesto lo que venimos comentando en los párrafos anteriores. Una noticia publicada por el diario 20 Minutos informaba de que, en el año 2007, España era uno de los países líderes en operaciones de cirugía estética con un gasto de 800 millones de euros al año. Es evidente que es un dato que destaca y mucho y que hace que nuestro país sea la apuesta de muchas personas de otras nacionalidades que vienen aquí solo para dar un cambio a su imagen.

Otra noticia, en este caso publicada en Infosalus, informaba de que son 400.000 operaciones las que se realizan en nuestro país cada año, lo cual viene a reafirmar todo lo que comentábamos en el párrafo anterior. Desde luego, nuestro país cuenta con profesionales de la máxima calidad en este tipo de asuntos y no cabe duda de que, habiendo una cantidad de negocio como la que hay, esta va a seguir siendo la realidad del sector.

Lejos de perder importancia, las operaciones de cirugía estética en España continúan creciendo en cuanto a número. Esto es lo que nos han comentado recientemente desde una entidad como Artestética, un centro situado en Albacete y dedicado a este tipo de labores. La explicación que nos han ofrecido desde ese tiempo va en sintonía con lo que comentamos en este artículo: que la sociedad de la imagen ha obligado, de alguna manera, a que todas las personas que la componemos tenemos que mantener nuestro cuerpo en un perfecto estado.

Cada vez más habitual entre los hombres

Durante las últimas décadas, en las que la cirugía estética se ha erigido como una necesidad para muchas personas, hemos tendido a pensar que las mujeres componían el eje principal del público objetivo de este negocio. No cabe duda de que esta situación ha sido completamente real. Pero, ahora, las cosas han cambiado. Los hombres también forman parte de un público objetivo que ha crecido hasta límites insospechados y que va a continuar por estos derroteros durante varios años más.

Es evidente que la cirugía estética es algo que ya no es solo cosa de mujeres. Es algo en lo que se ha dado un paso hacia adelante. No cabe la menor duda de que una de las claves de que en España este sector haya crecido tanto es gracias a que ambos sexos necesitan ya de sus servicios.  Lo mejor de todo es que esto, como decimos, ya va a seguir así a partir de ahora. Y es que todos y todas necesitamos, en algún momento de nuestra vida, algún pequeño retoque para seguir presumiendo de belleza.