Tu revista de viajes

Ruta por el barrio Gótico de Barcelona

El Barrio Gótico es el núcleo más antiguo de Barcelona y su centro histórico. Una gozada para la vista. Y la verdad es que nunca pensé que me podía fascinar tanto. Todo ocurrió por casualidad, acudí a CacPlus, porque quería mirar un alquiler de despachos en Barcelona, y la primera impresión fue muy buena. Me di cuenta que para el tipo de negocio que yo quería implantar, me podría venir muy bien.

Tuve la suerte de que mi socio, que es catalán, me hizo una ruta para conocer lo mejor del mercado. Iniciamos el recorrido en Las Ramblas, junto a Plaça de Catalunya. Este paseo era un antiguo torrente que canalizaba el agua hasta el mar y el límite de la antigua ciudad medieval, ya que la muralla del siglo XIII pasaba por aquí.   Un siglo más tarde se amplió la ciudad, construyendo una nueva muralla más allá de la Rambla. Era todavía una zona de huertos, mercado y ferias. Su urbanización llegó con el derribo de las murallas medievales en el siglo XIX.

Continuamos nuestro itinerario bajando la Rambla hasta la calle de Portaferrissa, a mano izquierda. Esta fue una de las puertas de entrada a la ciudad medieval amurallada, y su nombre se debe a la barra de hierro (ferro en catalán y de ahí ferrissa) que se usaba para medir si cabían los carros por la antigua puerta. Toma la calle Petritxol hasta la Plaça del Pi, aquí encontrarás una preciosa iglesia gótica dedicada a la Virgen.

Visita a la Catedral

Continuando la calle hasta el final llegamos a la Plaça Nova, el lugar en el que se ubica la famosa Catedral de Barcelona. Por supuesto, la visita no puedes perdértela, pero te recomiendo que accedas a ella por el claustro, así podrás empezar por la parte más antigua del templo y podrás seguir un itinerario cronológico por su interior. De La Sede debes saber que su estructura gótica se comenzó a construir en 1298, aunque la portada data de finales del siglo XIX. La fachada de La Catedral se construyó siguiendo un antiguo dibujo del siglo XV, pero se trata de una construcción neogótica.

Cuando termines tu visita a la Catedral, sal por el claustro, por la puerta que da a calle del Bisbe, y toma la callecita situada justo en frente y que sigue hacia abajo, calle de Sant Sever.  Siguiendo por la misma calle del Bisbe, encontrarás El Palacio de La Generalitat, que conserva en este tramo su fachada original gótica, del siglo XV.

Una visita que si quieres poner el broche de oro debes finalizar descansando en el hotel Mercer, sin duda, lo vas a agradecer. Barcelona tiene muchos lugares que ver, pero sin duda, me quedo con este barrio. Además, puedes encontrar mi negocio. Me encanta la Ciudad Condal y además puedes disfrutar de una excelente zona para tapear, ya que supongo que después de tanta visita turística tendrás ganas de llenar el estómago y saciar la sed.