Tu revista de viajes

Vacaciones en Golden Sands

Este verano teníamos la intención de cambiar y no ir al levante como todos los años. Los buenos consejos de un amigo de la familia nos hicieron reservar vuelo para Bulgaria, en concreto a Golden Sands.

Un paraíso a precio módico

Golden Sands es un gran complejo turístico que está situado en el Mar Negro y que se asienta al ladito de un parque nacional espectacular. Una vez hemos estado allí debemos de decir que hay 3 razones importantes por las que nos parece un lugar a recomendar: los precios son baratos para el bolsillo español, las vistas que tienen son preciosas y el clima es bueno para relajarse en verano.

A la hora de comprar ropa para el veranito y las vacaciones en Golden Sans he decidido apostar por una HHG donde he renovado mis pareos, y vestiditos de verano por unos precios realmente ajustadísimos. La verdad que he triunfado, es una gozada estrenar modelito casi todos los días.

Muchas personas se deciden por visitar Golden Sands por sus playas de arena dorada en la que disfrutar, pero incluso el visitante más aventurero tiene más cosas que hacer en este complejo turístico.

No solo playa, también hay bosques

Es un lujo el poder contar con bosques tan frondosos tan cerquita de la playa. Puede uno hacer unas rutas de senderismo bastante maja y existen más de 100 especies diferentes de animales que tienen a este parque como su casa. En Golden Sands el Parque Natural cuenta con aguas termales minerales y con una serie de humedales que se pueden explorar.

Algo que lo diferencia de otros parques naturales donde he estado es que existen variados ecosistemas disponibles que disfrutar. Podemos ver desde los arbustos en la densidad del bosque a otros parajes que se parecen a un paisaje típico tropical. Siempre en común naturaleza pura que parece mentira que esté tan cerca de la playa de arena fina que tenemos a pocos minutos. En cuanto al hotel, pese a que fuimos con todo ya reservado, existen muchísimos hoteles y con magnífica pinta, muchos con su propia zona de playa reservada

Balneoterapia

La balneoterapia se encarga de tratar la enfermedad mediante métodos de baño. Vimos cómo había un buen número de visitantes, sobre todo de los países limítrofes y alemanes que iban a estos manantiales de aguas minerales que se encuentran en Golden Sands.

Nosotros al final nos animamos a visitar esta zona y lo cierto es que te deja como nuevo, recomendable si necesitas relajarte o como me decía una rumana que trabajó en España, si tienes artritis y los analgésicos ya no hacen efecto, esto es mano de santo. El barro, hierbas o microelementos se añaden al agua mineral para que uno pueda recibir el tratamiento que cada cuerpo precise.

Como decía al principio, Golden Sands tiene muchas cosas para ofrecer y aunque quizás nuestro país sea una potencia de primer orden en turismo de playa, aquí podemos encontrar una buena playa, que además tiene un paisaje de cuento y donde todo funciona a las mil maravillas.

Nos sorprendió sobremanera la cantidad de turistas alemanes que vimos, si a nosotros los españoles nos salen baratas las vacaciones aquí, podemos imaginar cómo les sale a los turistas teutones. Cualquier comida o cena tenía unos precios que para un español era de derribo, por lo que nos pegamos unos viajes gastronómicos tremendos.

Cada día íbamos a un sitio y probamos gastronomía búlgara, griega (muy similares), turca y también podías darte homenajes de comida típicamente italiana, alemana o norteamericana.

Parece mentira que sea esta zona tan desconocida para el público español, si buscáis un viaje bonito, no muy lejano y barato es una sensacional opción, eso sí, buscando bien los vuelos con antelación, donde podéis ahorraros un pico y viajar por poco menos de lo que iríais de Madrid a Marbella, por ejemplo.

Así que ya sabéis si queréis ir a un lugar diferente en verano y que tenga las famosas tres “b”, en Golden Sands, lo tenéis, recomendando que también si tenéis tiempo hagáis una visita a Varna o Albena, unos lugares mágicos para todo aquel que busque un turismo de playa diferente en un paraje realmente bonito en el que perderse.