Decora tu casa para que sea alegre

Decora tu casa para que sea alegre

Una casa alegre invita al optimismo. Dicen que un hogar con detalles, con luz, con color es la mejor forma para comenzar el día con alegría. Siempre habrás escuchado que la tristeza se representaba con colores del tipo negro o oscuros. Y es así. Se llama cromoterapia. Es una terapia alternativa, considerada como pseudocientífica que sostiene que la luz o los entornos que tienen determinado color son útiles para el tratamiento o la curación de enfermedades.

Lo primero que hay que tener en cuenta son los colores para decorar. De momento no vamos a hablar de pintar, eso lo dejamos para más tarde. Hablamos de decorar con elementos como alfombras, espejos, cojines, sofás, cuadros o cualquier cosa que se nos ocurra. Hay que saber elegir el color y el detalle para cada momento. Son pequeños detalles que den vida a los diferentes espacios de la casa pero que también nos da vida a nosotros. Lo más fácil sería tener grandes cristaleras para que llenen de luz natural nuestra casa. Pero no siempre es así. La posibilidad de añadir elementos que den más luz y alegría al hogar sin necesidad de tener una casa de diseño.

Primeros detalles y elementos

Vamos a recomendar estas cosas. Por ejemplo utilizar plantas y distribuirlas por todo el hogar se convierte en imprescindible para dar alegría y sobre todo naturaleza. Lo de las plantas en casa es alegría. Los detalles naturales y verdes son ideales para añadir ese toque original. Si tienes  jarrones de cristal, úsalos con colores llamativos para aquellas flores de colores más suaves y de jarrones de colores. No lo dudes, decorar con flores es algo más que imprescindible para un hogar feliz y alegre. Cuadros, jarrones, vinilos decorativos, mesas, sillas, etc todas las posibilidades son múltiples.

Menos es más

A veces menos es más. Hay que cuidar la proporción de los muebles dejando que cada uno tenga su espacio para respirar. También recomendamos dejar alguna pared vacía para que el ojo descanse. No es bueno cargar la habitación de detallitos. Recuerdos esas casas de pueblo, en concreto de mi abuela, que había cuadros colgados por todos los lados. Además de figuras, típica de las bodas, que se colocan en una mesita y que solo sirve para recoger polvo y costar a la hora de limpiar el polvo.

Un buen olor

Por supuesto no todo es vista. Las cosas también entran por la nariz.  Una casa que quiere trasmitir buen rollo, debe oler a flores frescas y a limpio, pero sin que haya un aroma predominante que resulte empalagoso o embriagador. La línea es muy delgada.

En la cocina

La cocina es otro lugar donde pasamos mucho tiempo. Allí cocinamos y pensamos en muchas cosas. Está claro que la cocina tiene que ser un lugar alegre, divertido. Además si está así, lo que cocinemos será mejor. El truco de transmitir esa alegría al hogar es tener a la vista elementos naturales, como las frutas, las verduras, paños de cocina alegres. Es muy fácil si te lo propones.

Llena tu vida de color

Como te decíamos antes, dejamos para el final lo de los colores. Es un aspecto vital para llenar de alegría nuestra vida. Nos hemos puesto en contacto con MultiPintura para que nos hablen de los colores que podemos encontrar ahora en el mercado y cuál sería mejor. Nos cuentan que el verde en tono oliva es un color fresco y natural que está muy de moda. También el azul turquesa, inspirado en el cielo y el mar, es un color de calma y muy chulo para los hogares donde haya gente propensa a  los problemas de los nervios. Si quieres una casa optimista, el naranja es el tono adecuado. Como ves, lo dicen los expertos: esta temporada la casa se tiñe de optimismo con colores más intensos y vibrantes. Es la mejor manera de ser feliz. El primer paso ya se ha dado.

Para tener una vida tranquila y feliz, lo primero que tenemos que tener en cuenta nuestro hogar, de ello dependerá nuestro estado de ánimo. Por eso lo mejor es trasmitir felicidad y eso lo vamos a lograr con estos detalles.