El autoconocimiento, la primera aptitud de la inteligencia emocional

El autoconocimiento, la primera aptitud de la inteligencia emocional

“De todos los conocimientos posibles, el más sabio y útil es conocerse a sí mismo”, decía el genial escritor William Shakespeare, y es que no siempre en la vida uno es consciente de cómo piensa o de cómo actúa, de lo que siente. Casi siempre, las personas se comportan como actores, interpretando un papel, intentando no salirse del guion.

El Conócete a ti mismo, un aforismo griego ya inscrito en el pronaos del templo de Apolo en Delfos, según el periegético Pausanias, y que ha sido atribuido a varios sabios griegos antiguos como Heraclito, Quilón de Esparta, Tales de Mileto, Sócrates, Pitágoras o Solón de Atenas, es la clave a la hora de alcanzar una meta o de hacer realidad un sueño.

Los cambios que afectan a la vida profesional y personal de las personas, favorecen el autoconocimiento y pueden ser muy útiles como guía para saber qué es lo que se quiere o lo que mejor hace sentir a una persona. Saber con qué herramientas para conseguir los objetivos marcados es fundamental. No siempre es fácil conocerse, aunque casi todo el mundo piensa que se conoce muy bien. Es necesario pararse a reflexionar y tomar conciencia de las metas que un@ tiene en la vida. El ser humano debe tomar conciencia de las habilidades con las que cuenta, de sus errores y de todo aquello que le impide alcanzarlas, hacer un ejercicio de interiorización y ser objetivo.

Buscar ayuda profesional, es en muchos casos, la mejor solución para llegar a conocerse a sí mismos, asegura la psicóloga Maribel Paz, quien afirma que existen personas que usan la terapia como vía de conocimiento personal, ayudándolas cuando están bloqueadas y sienten que son capaces de avanzar, cuando no pueden ser felices y disfrutar de la vida, si tienen angustia, ansiedad, depresión, a cambiar de vida cuando quieren y no saben cómo o cuando se encuentran ante problemas que no saben como solucionar. En su consulta acompañan a las personas en esos momentos de cambio que tanto les preocupan, ya que son conscientes de la propia persona es quien mejor conoce las necesidades y deseos de sí misma, y quien mejor sabe cuando ha llegado el momento de pedir ayuda para poder avanzar en el camino marcado.

Ejercicios para el autoconocimiento

Hay una serie de ejercicios que pueden ayudarte a conocerte mejor. A continuación te decimos de qué se trata:

1. Pregúntate quién eres

Preguntarte quién eres te permite ver quién eres en el momento presente y quién quieres llegar a ser. Lo más importante es decidir cómo vas a conseguirlo y cuál sería tu estrategia para hacerlo. Para ello has de escribir en una hoja quién eres ahora, en otra, quién quieres llegar a ser y en una tercera, cómo piensas conseguirlo

Se realizará la tarea colocando en una hoja quién eres, en otra quién deseas llegar a ser y en la última cómo vas a hacerlo. Puede preguntar a tu círculo de confianza para conocer cómo te ve ellos y tu entorno.

2. La línea de la vida

Se trata de hacer una línea horizontal que representa tu vida y en el medio, señalar el momento presente, esto es, quién eres ahora. A continuación, describirás distintas experiencias vividas en el pasado, para saber bien cuáles de ellas te han marcado más. Seguidamente, escribe tus objetivos para el futuro cercano y lejano. Por último, párate a pensar en tus vivencias pasada y cómo vas a alcanzar las metas que te has marcado.

3. El diario de emociones

Las emociones tienen un enorme poder sobre las personas, por ello, es necesario pararse el tiempo suficiente para entenderlas, ya que puede decir muchas cosas sobre uno mismo, o sobre los demás o de las distintas experiencias. Por esto, tener un diario de emociones constituye una buena herramienta para conocerse.

“La clave para gestionar a otros de manera efectiva es manejarse uno mismo primero. Cuanto más conoces de ti mismo, más puedes relacionarte con los demás, desde una posición de confianza, seguridad en uno mismo y fortaleza”, afirmaba Heindrie Weisinger, Doctor en Psicología, quien afirma que el autoconocimiento es la primera aptitud de la Inteligencia Emocional, y asegura que el uso de esta última en las relaciones con los demás se hace a través de la comunicación eficaz, en el desarrollo de la experiencia inter-personal y en ayudar a los demás a ayudarse a sí mismos. Esta es la base para que las relaciones con los demás sean exitosas.

No lo dudes, si necesitas aprender a conocerte, pide ayuda profesional.