La revista que interesa a todos

El láser, el aliado para estar más guapo que nunca

Desde los tiempos más remotos, el objetivo del hombre es ganarle la carrera al tiempo. El no querer envejecer nunca y mantenerse joven. Mirarnos al espejo y decir que por nosotros no pasa el tiempo. Y es que el verse joven, es verse con actitud positiva. Dicen que el DNI se siente en el corazón, pero es también cierto que el verse guapo, hace mucho. Poco a poco se ha ido logrando. Con la llegada de las nuevas tecnologías se ha avanzando mucho.

Uno de los avances más sonados fue la inclusión del láser en la medicina estética. Algo que puede sonar a ciencia ficción, pero que se ha convertido en la mejor herramienta para mantener un pacto con el diablo. Los resultados son muy buenos si la técnica es realizada por médicos expertos.

Con un tratamiento de láser se puede mejorar la flacidez, eliminar arrugas, manchas, cicatrices y lesiones cutáneas para conseguir que la cara rejuvenezca. Es uno de los tratamientos más importantes actualmente a nivel nacional por los efectos positivos conseguidos en poco tiempo. Los profesionales de la clínica estética Rosa Bonal cuentan cómo se efectúa.

En primer lugar se aplica en toda la cara o en zonas específicas como la peribucal o la periocular y en el cuello. Posteriormente se provoca una quemadura selectiva, por supuesto controlada de la piel, con el fin de eliminar las capas superficiales de ésta, calentándola a la vez que se remodela, con lo cual se consigue renovar y mejorar la flacidez.

Es cierto que el resultado es más valorable transcurridos seis meses desde la finalización de este tipo de tratamientos con láser médico, puesto que a pesar de que la piel se recupera  enseguida (a los 5- 6 días), hay una estimulación de colágeno que requiere este tiempo y que facilita que la piel esté más tersa y rejuvenecida a medida que los meses pasan.  Por eso, habría que decir que lo primero que hay que tener si deseas someterte al láser es paciencia.

Actualmente el láser que se utiliza es fraccionado puesto que es una técnica que provoca una ablación, no en todas las porciones de la superficie de la piel, si no que deja algunas intactas, de esta manera permite que el proceso de recuperación de la persona sea más rápido. Como puedes ver, los avances en este sistema han sido espectaculares.

La duración de este tipo de tratamientos de medicina estética varía según la parte tratada desde 20 minutos a una hora, previamente se aplica una crema anestesia.

Tratamiento de manchas

El láser también se emplea para los tratamientos de eliminación de manchas. En este caso, los láseres Q-Switch han sido específicamente desarrollados para la eliminación de manchas en la piel. El paso del tiempo y el efecto del sol provoca entre otras cosas manchas en la piel, ya sea la cara, mano y en el resto del cuerpo, que se tratan de forma ideal mediante éste láser.

Sobre todo viene muy bien para la eliminación de tatuajes. Y es que después de estar muy de moda, ahora parece que mucha gente desea eliminar lo que un día se tatuó. En algunas cosas son por cuestiones estéticas, en otras porque en su trabajo se lo prohíben. Y muchas veces, porque en la vida a veces uno se enamora de alguien y luego se desenamora.

Para este novedoso tratamiento, se requiere entre 2-4 sesiones mensuales para eliminar las manchas de la cara, la micropigmentación de labios y entre 5 y 10 para la eliminación de tatuajes de color negro.

La forma de trabajar es la siguiente: Se pone anestesia tópica en la zona a tratar durante media hora y posteriormente se aplica el láser. La mancha se oscurece al principio, eliminándose este oscurecimiento al cabo de unos días.

Tratamientos de varices

Cuando existen lesiones vasculares de pequeño calibre como arañas vasculares, venas reticulares, puntos rubís o rojos, angiomas, que pueden aparecer en la cara (nariz, mejillas….), piernas, también se pueden eliminar gracias a la medicina estética con láser. Este láser actúa quemando selectivamente los vasitos que forman dichas lesiones, sin dañar los tejidos adyacentes. El número de sesiones requeridas depende de la severidad de la lesión. Normalmente se estima un total de cuatro o seis sesiones separadas en un periodo de mes y medio a dos meses.

Está claro que el láser ha llegado para quedarse y es la mejor forma de poder estar guapa y guapo.