España referencia en materia de salud bucodental

España referencia en materia de salud bucodental

La salud dental es una de las cuestiones que más en cuenta hay que tener para intentar disponer de una calidad de vida que cumpla con nuestras expectativas. Desde luego, estamos convencidos de que muchos de vosotros y vosotras habéis experimentado en vuestras propias carnes lo que es que os duela la boca a causa del mal estado de uno de nuestros dientes o muelas. Hay que intentar cuidar al máximo de la salud dental porque, sin ella, está claro que notamos las consecuencias. Y las notamos más pronto que tarde.

España es un país que ha recibido una gran cantidad de críticas en este sentido en los últimos años, sobre todo porque la sanidad pública no se ha hecho cargo de muchos de los casos de personas que sufren problemas dentales. Pero ahí han estado muchos de los profesionales en odontología para intentar que la salud dental en nuestro país no caiga en el olvido. Lo han hecho desde el punto de vista práctico, el que incluye los tratamientos de las personas, y desde el punto de vista publicitario, informando a la sociedad de todos los beneficios que están asociados a un correcto cuidado de nuestra boca.

Una noticia publicada en la página web Dental News informaba de cuáles son los países que cuentan con una mejor salud bucodental. Según el texto de la noticia, son Alemania, Italia y España los tres países que llevan la voz cantante en lo que respecta a la salud dental en Europa, contradiciendo así a todas aquellas personas que juran y perjuran que los datos relativos a nuestro país son de los peores de todo el continente. La gran cantidad y calidad de los profesionales en odontología que tiene nuestro país (incluso a pesar de que España exporta talento a raudales) ha contribuido a que seamos una verdadera referencia en este sentido.

Hay una cosa que no se nos puede olvidar nunca, y es que la salud dental debe ser algo lo más extendido posible en todo el mundo, al igual que se procura que la mayoría de los países de todo el mundo tengan medicinas en contra de cualquier enfermedad. Se trata de un aspecto básico para cuidar de nuestra higiene corporal y que va a tener una relevancia muy grande a la hora de poder vivir con las máximas comodidades y sin tener que experimentar una sensación tan molesta como el dolor de muelas, que además puede mutar en dolores de cabeza o de oído.

Un derecho para todo tipo de personas

Hay un estudio del que se hizo eco la página web Gaceta Dental que indica que hay una diferencia muy grande entre la salud dental de la población de los países ricos y la de la población que reside en países pobres. La verdad es que esta es una de esas realidades que duelen. Los países pobres suelen tener una sanidad mucho peor y que hace que, en su territorio, la mortalidad sea mayor en todos los sentidos que la de los países acaudalados. Huelga decir que, teniendo eso en cuenta, será obvio que la salud dental también se verá resentida en comparación con los que sí tienen recursos.

Cada vez más gente tiene claro que el cuidado dental es fundamental para asegurar una calidad de vida interesante. En España, poco a poco nos hemos ido tomando este tema más y más en serio hasta llegar a ser uno de los mejores países de Europa en este sentido. Eso es lo que nos cuentan desde la clínica dental Plaza Prosperidad, que ha venido notando un repunte de su clientela en los últimos tiempos y, por ende, un mayor interés por parte de la sociedad para cuidar de sus siempre tan importantes piezas dentales.

Es importante que, en todo este proceso, tengamos en cuenta a un grupo de población como lo son los niños. Son ellos los que pueden hacer posible que el nivel de concienciación de la sociedad crezca de un modo exponencial en las próximas décadas. Si ellos se habitúan a cuidar de su boca, es prácticamente seguro que sus descendientes también lo harán y los porcentajes de personas que cuentan con una boca sana y protegida continúen al alza, que es de lo que se trata.

La boca es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo y, por eso, hay que hacer de ella uno  de los lugares en los que la higiene sea una máxima innegociable. De no ser así, está claro que nos enfrentamos a un problema que puede afectar a nuestro bienestar general y que, a buen seguro, nos provocará una cantidad tremenda de molestias. Es mejor que no nos tengamos que enfrentar a ello. Nos arrepentiremos si lo hacemos. No lo dudamos en absoluto.